Radio El Súper Duende

Duran Duran, Eminem, Judas Priest y Dolly Parton se destacan en la ceremonia del Salón de la Fama del Rock and Roll

Fuente: CROCK

La 37º ceremonia de ingreso al Salón de la Fama del Rock and Roll se celebró el pasado sábado en Los Ángeles, con la presencia de casi todos los artistas que forman parte de la clase 2022. En une extensísima ceremonia, que duró más de cinco horas, hubo muchos momentos clásicos, como suele suceder cada año.

Con Dolly Parton (ingresada por Pink), Eminem (por Dr. Dre), Eurythmics (por The Edge de U2), Lionel Richie (por Lenny Kravitz), Carly Simon (por Sara Bareilles), Judas Priest (por Alice Cooper), Pat Benatar y Neil Giraldo (por Sheryl Crow) y Duran Duran (por Robert Downey Jr.), así como el productor/ejecutivo Jimmy Iovine (ingresado por Bruce Springsteen), los creadores de éxitos Jimmy Jam y Terry Lewis (presentados por Janet Jackson) y el abogado Allen Grubman (por John Mellencamp), la ceremonia del Rock Hall de 2022 tuvo muchos grandes momentos. Un resumen detallado sería insoportable, y de todos modos podrá verse completo en HBO a fines de este mes. Así y todo, elegimos 10 momentos especiales, sin ningún orden en particular.

Eminem electrifica

Aunque la última vez que realizó una gira fue hace solo cuatro años, los conciertos de Eminem han sido algo bastante raro durante la última década, y su electrizante actuación en el escenario del Rock Hall te hace sacudir la cabeza y preguntarte por qué alguien que puede iluminar un escenario como ese no lo hace más a menudo.

Después de un discurso de inducción de nada menos que Dr. Dre, quien continuó el tema frecuente de la noche de tolerancia y paz al señalar cómo este rapero blanco pionero «nos obligó a enfrentar nuestros propios prejuicios», Eminem subió al escenario cuando ya habían pasado cuatro horas y media de la ceremonia. Inmediatamente hizo que una multitud cansada se pusiera de pie con un medley de «My Name Is», «Rap God», «Sing for the Moment» -con un invitado recién salido de rehabilitación. Steven Tyler-, «Stan» -con Ed Sheeran interpretando el segmento originalmente cantado por Dido y luego por Elton John-, «Forever» y «Not Afraid».

También coronó su amable y agradecido discurso de aceptación hablando en términos típicamente francos de su propia recuperación del abuso de sustancias, y luego leyó una lista alfabética de aproximadamente 50 de los raperos que lo influyeron, desde 2 Live Crew hasta X-Clan.

El momento agridulce de Duran Duran

Los Durannies estaban presentes esa noche —la gente que vestía sus camisetas superaba en número a cualquier otra en una proporción de 10 a 1— y el grupo, que abrió el espectáculo, fue recibido por personas de mediana edad que gritaban como si fuera 1984. Y aunque su set tuvo un comienzo irregular que definitivamente no será televisado -solo se escuchaban las voces durante unos 30 segundos-, antes de que se detuvieran y reiniciaran con Simon Le Bon bromeando: «Es solo para demostrarles que no estábamos haciendo playback».

El grupo impulsó un medley de «Girls on Film», «Hungry Like the Wolf» y «Ordinary World». Sin embargo, el momento se volvió triste durante su discurso de aceptación, cuando Le Bon leyó un mensaje del guitarrista Andy Taylor anunciando que no estaba presente porque le habían diagnosticado cáncer de próstata en etapa 4.

Si bien el grupo mantuvo el optimismo durante el discurso, más tarde, en la sala de prensa, Le Bon dijo emocionado: «Es una noticia devastadora descubrir que un colega… no un colega, un amigo, uno de nuestra familia, no estará presente por un tiempo muy largo. Es absolutamente devastador. Amamos mucho a Andy. No voy a quedarme aquí y llorar ni nada, eso sería inapropiado, pero así es como me siento».

John Mellencamp critica «el antisemitismo y todas las formas de intolerancia»

El ingreso al Rock Hall del súper abogado Allen Grubman puede haber sido aprevacho por muchos de los asistentes para escaparse al baño, pero es seguro decir que el siempre impredecible John Mellencamp mantuvo a la mayoría del público en sus asientos cuando presentó a su abogado de toda la vida.

Después de caminar ansiosamente alrededor del podio un par de veces, pronunció un cálido discurso elogiando a Grubman antes de cambiar de tema: «Ahora Allen es judío», dijo, levantando las cejas antes de lanzarse a una diatriba contra el antisemitismo que claramente, aunque no lo dijo, apuntaba al odio que Kanye West ha lanzado en las últimas semanas.

«Chicos, no puedo decirles lo tremendamente importante que es hablar si sos un artista. Cada vez que escuchás un discurso de odio o algo despectivo sobre otra persona… Todos somos humanos. Me importa un carajo si sos judío, negro, tranquilo, tutti frutti Tuttie fruttie, ¡no me importa! Aquí está el truco: el silencio es complicidad. Estoy aquí esta noche en voz alta y orgullosa y en solidaridad con Allen, su familia, todos mis amigos judíos y todo el pueblo judío del mundo. A la mierda el antisemitismo y a la mierda cualquiera que diga algo de esa manera».

Olivia Rodrigo y Sara Bareilles hacen covers de Carly Simon

Carly Simon siempre ha sido una artista tímida en el escenario, y la reciente muerte de dos de sus hermanas en una sola semana ciertamente hizo comprensible por qué no querría subir al escenario en una sala tan pesada como el Rock Hall. Pero en su lugar, Sara Bareilles se elevó a través de «Nobody Does It Better» y Olivia Rodrigo entregó una interpretación sólida de «You’re So Vain».

Eurythmics vuela

No hay duda de que Eurythmics fue uno de los mejores grupos de rock de los años 80 y Annie Lennox es una de las mejores cantantes de la historia del pop. Pero el discurso de inducción de The Edge y la aceptación de ambos enfatizaron el largo y difícil camino que fue llegar allí, y cómo estaban al borde del fracaso cuando la canción que los llevó al estrellato, «Sweet Dreams (Are Made of This)» fue compuesta; Dave Stewart dijo: «No dejaríamos que nadie interfiriera con nuestra creatividad», mientras Lennox flexionaba sus músculos bromeando. Y a pesar de que no han estado de gira en 20 años, el dúo ofreció una interpretación conmovedora y poderosa de «Would I Lie to You», «Missionary Man» y, por supuesto, «Sweet Dreams», con un sonido tan poderoso y rotundo como hace 35 años.

Janet Jackson canaliza «Control» para el ingreso de Jam & Lewis

Jimmy Jam y Terry Lewis se encuentran entre los creadores de éxitos más exitosos de todos los tiempos, y su carrera realmente saltó a la estratosfera con el álbum de 1986 de Janet Jackson, «Control».

Para su discurso de inducción, revivió el peinado que aparece en la portada del álbum, con una melena imponente. Recordó lo divertido que fue hacer el álbum, dijo lo revolucionario que fue para ella trabajar con productores que realmente trataron de canalizar sus sentimientos en la canción, y después de enumerar las muchas docenas de grandes artistas con los que había trabajado el dúo, desde Mary J. Blige y George Michael a Human League y su hermano, Michael Jackson, dijo: «No hace falta decir que no soy la única artista con que Jimmy y Terry han trabajado, solo soy su favorita».

¿Por qué Rob Halford de Judas Priest dejó que los otros miembros de la banda hablaran primero?

Realmente no sorprende que después de décadas, los miembros de la banda a menudo no se lleven bien, y cómo se desarrolla esa dinámica es un drama anual en el Rock Hall. Por lo general, hacen las pases por esa noche, y Judas Priest les dio la bienvenida a los miembros K.K. Downing y Les Binks, y se expandió a una formación de dos bateristas y tres guitarristas para la ocasión.

El cantante Rob Halford, el miembro más destacado de la banda, siguió haciendo gestos para que los otros miembros de la banda hablaran antes que él durante los discursos de aceptación, y después de que todos agradecieron a los fans y hablaron de su dedicación al rock and roll, Halford se acercó al micrófono. y dijo: «Soy el chico gay de la banda», provocando una gran ronda de aplausos por su estatus como el primer gran músico de metal en salir del clóset.

Sin embargo, a continuación habló de la aceptación que encontró después: «No importa cuál sea su identidad sexual, cómo se ve o en qué cree, la comunidad es inclusiva», dijo, «y todo se trata del amor por el heavy metal».

Dave Grohl demuestra que, como guitarrista principal, es un gran baterista

La clase de Rock Hall de este año contó con algunos miembros poco ortodoxos: Dolly Parton inicialmente rechazó la invitación, y Lionel Richie definitivamente no es la primera persona que viene a la mente cuando uno piensa en el rock and roll.

Pero los organizadores pulieron su decisión al hacer que Lenny Kravitz, quien vestía lo que parecía ser un vestido dorado transparente, lo presentara, y que Dave Grohl se uniera a él en el escenario como el guitarrista principal de «Easy».

«El rock and roll no es un color», dijo, «es un sentimiento. Es una vibra. Y si dejamos que esa vibra llegue, esta sala crecerá». Digamos que Grohl es uno de los mejores bateristas en la historia del rock, un gran compositor y cantante de rock y un guitarrista rítmico decente, pero ese solo dejó bastante que desear.

Pat Benatar y Neil Giraldo son abuelos adorables, y no parecen tener más de 30 años

Un día de 1979, el guitarrista Neil Geraldo recibió una llamada telefónica diciendo que una cantante estaba buscando un colaborador. Él y esa cantante, Pat Benatar, obtuvieron mucho más que eso. Con una de las carreras de rock más exitosas de los años 80, también son un matrimonio que ha durado cuatro décadas, con dos hijos y tres nietos.
Ella también es una de las cantantes más subestimadas en la historia del rock y él es un guitarrista deslumbrante, e incluso cuando están a punto de pisar los 70 años, ambos siguen estando en gran forma a la hora de interpretar música, incluyendo en la ceremonia un medley de «All Fired Up», «Love Is a Battlefield” y «la canción que lo empezó todo», «Heartbreaker», para la cual trajeron al baterista original Myron Grombacher.

También son completamente adorables: durante su discurso de aceptación, ella lo abrazó y dijo: «Mi amor, hace 43 años en una sala de ensayo en Nueva York, ¿podrías haberte imaginado esta noche?».

Dolly Parton abraza con entusiasmo su pasión por el rock and roll

Más allá de los fans de Duran Duran o Judas Priest, el espectáculo se construyó inevitablemente para llevar a Dolly Parton, cuyo rechazo inicial de su nominación le dio a la ceremonia del Rock Hall más publicidad de la que había tenido en años.

Fue una fiesta de estrellas hacia el final: hizo un cambio de vestuario después del discurso mientras Brandi Carlile y Pink cantaban «Coat of Many Colors», y luego regresó vestida de negro con una guitarra eléctrica para cantar una nueva canción sobre cómo ella es una rockera después de todo (a pesar de las protestas iniciales), y luego se le unió un grupo significativo, con Rob Halford, Simon LeBon y Sheryl Crow, para cantar juntos «Jolene».

Después de eso, Bruce Springsteen y John Mellencamp unieron fuerzas para un dueto de «Great Balls of Fire» del recientemente fallecido Jerry Lee Lewis, pero se sintió como una ocurrencia tardía cuando en realidad era el momento de Dolly.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *