Radio El Súper Duende

Hace 30 años Rod Stewart se reconectaba con Ron Wood en “Unplugged… and Seated”

Fuente: CROCK

Rod Stewart había decidido alejarse de los sonidos mecánicos de sus álbumes de la década del 80 mucho antes de grabar uno de los episodios más aclamados de los “Unplugged” de MTV.

Su enorme gira mundial en apoyo de “Vagabond Heart” de 1991 ya incluía un set acústico de 30 minutos. “Creo que el rock acústico es probablemente el mejor vehículo para mí”, le dijo Stewart al periodista Gary Graff en 1993. “Nunca me sentí del todo cómodo con los sintetizadores. Hice algunos álbumes con ellos, salvajes, desesperados, pero ahora entiendo que soy un hombre de guitarras”.

Entonces, Stewart no estaba intentando el tipo de reinicio de carrera asociado con los anteriores episodios de “Unplugged” con Paul McCartney Eric Clapton de 1991 y 1992, respectivamente. En cambio, la suya sería más una extensión natural.

El mánager Arnold Stiefel le dijo a The New York Times que la grabación le permitiría a Stewart “volver a visitar canciones, repensar algunas otras”. Sin embargo, lo que es más importante, dijo que “Unplugged” les daría a los fans la oportunidad de “escuchar esa voz tantos años después, de manera simple, directa y muy seca, sin efectos”.

El entorno íntimo provocó emociones sorprendentemente tiernas, ya que Stewart se derrumbó memorablemente mientras cantaba “Have I Told You Lately” de Van Morrison en los Universal Studios, en febrero de 1993. “En realidad, no sé qué lo provocó”, le dijo Stewart a Graff. “Quiero decir, amo mucho a mi esposa y a mi hijo, pero, Dios, no esperaba que eso sucediera. Fue muy poco propio de mí; por lo general, son los partidos de fútbol los que me hacen llorar. Pero resultó un momento bastante mágico, ¿no?”.

Ciertamente no fue el único que se encontró en la exitosa versión del álbum, lanzado unos meses más tarde, el 24 de mayo de 1993, como “Unplugged… and Seated”. No es poco el mérito de la presencia del colaborador Ron Wood, excompañero de Stewart en Jeff Beck Group Faces.

Wood hacía tiempo que estaba trabajando con los Rolling Stones. Aún así lanzó algún que otro proyecto solista (incluyendo “Mahoney’s Last Stand” de 1976, “Gimme Some Neck” de 1979 y “Slide on This” de 1992) y participó en proyectos paralelos como New Barbarians con Keith Richards, pero Wood no se había sentado con Stewart en décadas.

La chispa fue inmediata, aunque a Wood le recordó algo de sus lejanos días como compañeros de banda: “Simplemente te hace sentir bien mientras estás tocando”, le dijo Wood a Guitar Player. En muchas formas importantes, “Unplugged… and Seated” se describió mejor como un bienvenido redescubrimiento de este pasado andrajoso compartido.

Wood coescribió tres de las canciones interpretadas, incluida la canción que da título al “Every Picture Tells a Story” de Stewart; “Stay With Me” de “A Nod Is as Good as a Wink… To a Blind Horse” de Faces; y la canción principal del disco de Stewart “Gasoline Alley”, lanzada como bonus track de la edición para coleccionistas. Pero también es una presencia invaluable en “Cut Across Shorty” (de “Gasoline Alley”) y “Highgate Shuffle”, que no se había lanzado anteriormente.

Su camaradería no era solo musical. Al presentar “Reason to Believe” de “Every Picture Tells a Story”, Stewart bromeó: “No hemos hecho esto juntos desde que lo grabamos hace 22 años. La mayoría de la banda no había nacido. ¡Mi esposa tenía solo un año!”. Stewart también hizo un par de comentarios amistosos sobre el “nuevo” grupo de Wood, los Stones.

Para Wood, el regreso a un entorno simplificado más acorde con su viejo material tenía mucho sentido, especialmente cuando Stewart dobló la curva de los 50. “Gran parte de su trabajo es en ese sentido, pero creo que la gente ha perdido de vista eso”, le dijo Wood a Graff. “Tengo la sensación de que es algo que le interesa más ahora”.

Resulta que los fans también estaban interesados. “Unplugged… and Seated” se disparó al número 2 tanto en los Estados Unidos como en el Reino Unido, al tiempo que vendía más de tres millones de copias en los Estados Unidos. La versión en vivo de Stewart de “Have I Told You Lately” se convirtió en un éxito de ventas -fue disco de oro y alcanzó el Top 5-, mientras que “Reason to Believe”, que alguna vez fue un lado A olvidado después de que los DJ dieran vuelta el single para encontrar a “Maggie May”, llegó tardíamente al Top 20 de Billboard.

“Compré un Mercedes, al que llamé ‘Rod Stewart’ porque recibí un gran cheque por el disco Rod Stewart Unplugged”, dijo el productor de la serie Jim Burns en “I Want My MTV: The Uncensored Story of the Music Video Revolution”. “Esencialmente pagó por ese auto”, expresó.

Más importante aún, Stewart parecía haber salido finalmente de un callejón sin salida, o de una “calle equivocada”, según dijo. “Creo que he aclarado todo eso en los últimos cinco o seis años”, dijo Stewart a The Times en 1993. “Creo que canto las canciones mucho mejor ahora. Creo que la voz es mejor ahora que nunca”.

Total Page Visits: 92 - Today Page Visits: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *