Radio El Súper Duende

A los 89 años murió el influyente músico de jazz Wayne Shorter

Fuente: CROCK

El músico y compositor estadounidense Wayne Shorter, saxofonista referente del jazz y de su puesta en diálogo con otros ritmos y estilos, murió hoy a los 89 años en un hospital de Los Ángeles.

Puntal del quinteto de Miles Davis como instrumentista y autor, el saxo de Shorter tendió puentes con el rock y el funk sin dejar de recoger los elementos del bop para erigirse en un continuador de la impronta de John Coltrane.

Nacido en la ciudad de Newark el 25 de agosto de 1933, comenzó como intérprete de clarinete a los 16 años, y antes de entrar en la Universidad de Nueva York, en 1952, se cambió al saxo tenor y cuatro años después tocó con Horace Silver hasta que se alistó en el ejército.

Una vez fuera del servicio, se unió a la orquesta de Maynard Ferguson y en 1958 comenzó a improvisar en clubes de jazz con John Coltrane y Sonny Rollins. Al año siguiente se unió a los Jazz Messengers de Art Blakey y en 1964 al quinteto de Miles Davis.

Al torbellino Davis le aportó composiciones como “E.S.P.”, “Pinocchio”, “Nefertiti”, “Sanctuary”, “Footprints”, “Fall” y “Prince of Darkness” y volvió a innovar su sonido incorporando el saxo soprano.

Con aquella formación grabó los discos “E.S.P.”, “Miles Smiles”, “Nefertiti”, “Filles de Kilimanjaro”, “Miles in the Sky” y “Bitches Brew”, discos centrales en la carrera del genial trompetista y que marcaron una bisagra entre un jazz que aunque ya revolucionado era más clásico y acústico y la nueva línea de vanguardia que luego lo llevaría hacia la electrificación.

Cuando Shorter dejó la banda de Davis en 1970, conformó Weather Report, un grupo que lideró junto a Joe Zawinul, y que marcó a fuego la fusión jazz-rock y del que tomaron parte el percusionista brasileño Airto Moreria y el padre del bajo eléctrico, Jaco Pastorious.

En su imponente y diversa trayectoria musical supo girar con Carlos Santana, tocó con el brasileño Milton Nascimento y hasta participó del disco “Bridges to Babylon” de los Rolling Stones.

Por ese recorrido, Shorter recibió en 1998 un doctorado honorario en música del Berklee College of Music y en 2010 otro la Universidad de Nueva York, además de obtener 10 premios Grammy.

Seis años atrás compartió con Sting el Premio Polar, considerado el “Nobel” de la música y entonces se recordó que el músico definía su trabajo como “una perforación en busca de la sabiduría”.

Entonces y para distinguirlo, se destacó que “sin las exploraciones musicales de Shorter, la música moderna no habría perforado tan profundo”.

Al conocerse la noticia de su muerte, anunciada por su publicista, Alisse Kingsley a The New York Times y The Washington Post, sin citar la causa, músicos como Daniel “Pipi” PiazzollaJohn Mc Laughlin Andrea Álvarez fueron algunos de los que lo despidieron en redes sociales.

“Gracias por tanta música”, escribió el baterista de Escalandrum, mientras que el guitarrista inglés expresó: “Otro gigante nos deja” y Álvarez apuntó: “Shorter es uno de los músicos mas maravillosos que existieron en este mundo. Hizo de todo y siempre en un nivel altísimo! Es casi imposible describirlo porque es un genio”.

Su última actuación en el país fue en junio de 2011 en el Gran Rex de Buenos Aires, cuando se presentó al frente de un cuarteto que, a último momento y a causa de las cenizas arrojadas por el volcán chileno Puyehue impidió la llegada al país del baterista Terry Lyne, quien fue reemplazado por el local Oscar Giunta.

Antes de aquella actuación que también compartió con el pianista panameño Danilo Pérez y el contrabajista John Patitucci, Shorter dialogó con la agencia Télam.

Haciendo un repaso de su carrera y contando por qué seguía al frente de una banda con resonancias planetarias, el artista afirmó entonces que para él la música implicaba “una invitación a trabajar por la humanidad”.

“Hacer música –sostuvo- es una de las cosas que yo puedo hacer por la humanidad. No sólo hago música para ganar dinero o entretener, también hago música para inspirar nobleza, coraje y grandeza en la condición humana”.

Sobre la experiencia con Davis recordó entre risas: “Nosotros tuvimos una gran relación de amistad que se puede resumir en una frase. Una vez Miles me hizo esta pregunta: ‘Wayne, ¿pensaste alguna vez que no tienes por qué tocar todo lo que sabes en cada uno de tus solos?’, y yo capté el mensaje”.

Y en relación a Weather Report apuntó: “fue algo muy grande en mi carrera. Hacíamos música que no se comparaba con nada que sonora en esa época. Fue como hacer una pintura sobre la ciudad y sus noches en los clubes nocturnos”.

En aquel reportaje y acerca de lo que significaba tocar jazz, aseguró: “Puedes ser egoísta, puedes utilizar todo lo que sabes estratégicamente sin importar las lecciones de música y tratar de destacarte vos mismo, todo lo que influyó en tu vida y no sólo en términos musicales”.

Total Page Visits: 96 - Today Page Visits: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *