Radio El Súper Duende

La acusadora de Marilyn Manson habría sido amenazada con «acciones legales» por el documental de Evan Rachel Wood

Fuente: CULTTURE

La ex asistente de Marilyn Manson, Ashley Walters, fue supuestamente amenazada con «acciones legales de represalia» si participaba en el próximo documental de Evan Rachel Wood, Phoenix Rising.

Phoenix Rising, que se estrena los días 15 y 16 de marzo en HBO, detalla los presuntos abusos que sufrió Wood mientras estaba con Manson.

Cuando se anunció en enero, el equipo legal de Manson presentó una demanda contra Wood, demandándola por difamación, angustia emocional y «suplantación de identidad en Internet».

Sin embargo, según una demanda enmendada presentada el viernes (11 de marzo) por los abogados de Walters, ésta también fue amenazada con procedimientos legales similares si participaba.

En mayo de 2021, Walters demandó al cantante por asalto sexual, agresión y acoso. Cuando NME se puso en contacto con ella para comentar la demanda de Walters, un miembro del equipo de Manson «negó con vehemencia cualquier acusación de agresión».

Tras la presentación, los abogados de Manson intentaron que se desestimara el caso por prescripción, pero el juez que supervisa el caso se negó a pronunciarse sobre esa moción hasta una fecha posterior.

En la demanda enmendada (vista por Rolling Stone), Ashley Walters también dijo que reprimió los recuerdos de gran parte de los abusos sexuales y las agresiones que afirmó haber sufrido durante su tiempo con Manson, y que solo se enfrentó a lo ocurrido tras las sesiones de terapia en otoño de 2020.

«Si bien (Walters) no podía recordar muchos de los actos específicos de intimidación, amenazas y coerción hasta el otoño de 2020 o más tarde, la compilación de numerosos eventos amenazantes y violentos infundió un estado constante de temor a las represalias y a la venganza», escribieron los abogados de Walters en la demanda enmendada, explicando por qué no había denunciado antes.

«Esto también contribuyó a que (Walters) no pudiera acceder a muchos de los recuerdos de sus abusos hasta que los efectos de estas amenazas y coacciones remitieron debido a la exposición pública de los abusos de (Manson) y a la pérdida de su poder en la industria cuando incluso sus sellos discográficos y su management abandonaron su representación de (Manson).»

Los abogados de Walters continuaron: «Los acusados no deberían beneficiarse del comportamiento física, emocional y psicológicamente debilitante y amenazante de [Manson] permitiéndoles utilizar la prescripción como escudo».

Manson se enfrenta actualmente a las demandas de Evan Rachel Wood, Ashley Morgan Smithline, Esmé Bianco y Walters, y afirma que las acusaciones de agresión son un «ataque coordinado» contra él

Tras las acusaciones, Manson fue despedido por su sello discográfico Loma Vista, así como por su mánager de toda la vida, Tony Ciulla. También ha sido apartado de sus proyectos televisivos y ya no aparecerá en American Gods ni en la antología Creepshow.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *