Radio El Súper Duende

“Synchronicity” de The Police cumple 40 años: la historia detrás de cada canción

Fuente: CROCK

Es raro que el último álbum de una banda sea el mejor, pero eso es exactamente lo que The Police lanzó el 17 de junio de 1983. “Synchronicity” representó todo, tanto bueno como malo, que ayudó a hacer de The Police uno de los grupos más importantes del mundo. El sonido del trío se perfeccionó, llegando a una hábil mezcla de sensibilidades pop, ritmos exóticos, letras fascinantes e instrumentación dinámica.

Pero en el backstage, las relaciones entre StingStewart Copeland Andy Summers estaban completamente quebradas y sin posibilidad de ser reparadas. El siempre combustible trío grabó sus respectivas partes en salas separadas y se peleaban con frecuencia mientras trabajaban en el álbum. En un momento, Sting y Copeland incluso llegaron a las manos.

Aún así, esos detalles más profundos no saldrían a la luz hasta mucho tiempo más tarde. Cuando se lanzó “Synchronicity”, los fans no tenían idea de que estaban escuchando la última explosión creativa de uno de los mejores grupos de la era. El álbum alcanzó el número uno en los Estados Unidos y el Reino Unido, vendió más de 10 millones de copias en todo el mundo y se llevó a casa tres premios Grammy. A continuación echamos un vistazo al álbum, tema por tema.

  1. Synchronicity I”

Aunque sus canciones están demasiado desconectadas para ser consideradas un álbum conceptual, el título de “Synchronicity” proviene de la teoría de la sincronicidad del psiquiatra Carl Jung. El concepto básico es que cada experiencia y circunstancia está conectada de alguna manera. En el frenético tema de apertura del LP, la teoría se explica claramente: “Un principio conector / Vinculado a lo invisible / Casi imperceptible / Algo inexpresable / Ciencia insusceptible / Lógica tan inflexible / Causalmente conectable / Nada es invencible”. The Police también usó esta canción de alta energía como apertura del set durante la gira “Synchronicity”. “Fue una forma real de ‘rama-lama’ de comenzar nuestro set en la gira”, recordó Copeland. “Aunque casi me mata comenzar con ese tipo de ataque todas las noches”.

  1. “Walking in Your Footsteps”

The Police profundizó en las influencias de la world music en “Synchronicity”, con ritmos tribales distintivos y arreglos que eran más escasos que en su trabajo anterior. El cambio de estilo es evidente en “Walking in Your Footsteps”, una canción en la que Sting compara la difícil situación de los dinosaurios con el fin potencial de la humanidad. Este corte del álbum puede perderse entre las pistas más populares del LP, pero vale la pena escucharlo, aunque solo sea para escuchar a Sting tejer la palabra “brontosaurio” en su letra.

  1. “O My God”

The Police se sumergió en su historia para crear “O My God”. Algunas partes del tema son una nueva composición, pero dos canciones anteriores inspiraron la letra. El primer verso y el estribillo provienen de “3 O’Clock Shot”, una canción que data de Strontium 90, la banda que Sting, Summers y Copeland tenían con el bajista Mike Howlett antes de The Police. “O My God” también presenta líneas que se originaron en el single de 1981 de The Police “Every Little Thing She Does Is Magic”: “¿Tengo que contar la historia / De mil días lluviosos desde que nos conocimos / Es un paraguas lo suficientemente grande / Pero siempre soy yo quien termina mojándose”

  1. “Mother”

Sin duda, la canción más extraña y distintiva de “Synchronicity”, “Mother” es una canción hablada dura y agresiva que presenta a Summers despotricando sobre su madre. Las líneas notables incluyen “Oh, madre querida, por favor escucha / Y no me devores” y “Todas las chicas con las que salgo / Al final se convierten en mi madre”. No es necesario ser psicólogo para ver los problemas que se han estado cocinando a fuego lento durante mucho tiempo. “Todos tenemos nuestras situaciones familiares, y yo tenía una madre bastante intensa que estaba muy enfocada en mí”, explicó Summers a Songfacts. “Yo era una especie de nene de oro, y ahí estaba yo, como si cumpliera todos sus sueños al ser esta estrella del pop en The Police. Tengo una cierta cantidad de presión de ella. La canción no es pesada, fue escrita un poco irónica, para ser un poco divertida pero loca. Está un poco inspirada en Captain Beefheart. Es algo que está realmente fuera de lo común”.

  1. “Miss Gradenko”

“La música de ‘Miss Gradenko’ provino de tocar guitarras en habitaciones de hotel”, dijo Copeland a la Far Out Movement, hablando de su único crédito como compositor en “Synchronicity”. “La tenía en la guitarra y estaba luchando por tocarla, pero Andy simplemente la tomó. Él puede hacer eso. En cuanto a la letra, fue durante la Guerra Fría, y recuerdo haber visto una foto de una dama con uniforme ruso. Creo que Sting hizo algo similar con ‘Espero que los rusos también amen a sus hijos’. ¿Cómo podés competir con un maldito poeta?”.

  1. “Synchronicity II”

Dos historias aparentemente no relacionadas, una disputa doméstica y el Monstruo del Lago Ness que emerge de su sueño, se presentan en “Synchronicity II”, diseñada para resaltar el concepto psicológico que da título al álbum. “Jung creía que había un gran patrón en la vida, que no era solo caos”, explicó Sting a Time. “Nuestra canción ‘Synchronicity II’ trata sobre dos eventos paralelos que no están conectados lógica o causalmente, sino simbólicamente”. Lanzado como el tercer single del álbum, “Synchronicity II” alcanzó el puesto 16 en el Billboard Hot 100. Aparentemente, la canción no tiene ninguna conexión con el tema anterior del álbum “Synchronicity I”, pero lo más probable es que Sting tenga un vínculo subyacente nunca revelado.

  1. “Every Breath You Take”

Incluso en un álbum de increíble calidad y profundidad, “Every Breath You Take” se destaca como el Gran Hit. La canción increíblemente pegadiza surgió en un momento de lucha personal para Sting. Su primer matrimonio se había derrumbado y su nueva relación, que comenzó cuando aún estaba casado, pasó a ocupar rápidamente mucho lugar en los tabloides. La idea de la canción se le ocurrió repentinamente a Sting cuando estaba en Jamaica en la finca Goldeneye del novelista de James Bond, Ian Fleming. “Me desperté en medio de la noche con esa línea en mi cabeza”, recordó Sting al Independent. “Me senté al piano y la había escrito en media hora. La melodía en sí es genérica, un agregado de cientos de otras, pero la letra es interesante. Suena como una reconfortante canción de amor. No me di cuenta en ese momento de lo siniestro que es todo”. “Every Breath You Take” pasó ocho semanas en la cima del Billboard Hot 100 para convertirse en el single más importante de 1983.

  1. “King of Pain”

Sting, que nunca rehuyó el melodrama, escribió “King of Pain” para reflejar un ataque de autocompasión. “Estaba sentado deprimido debajo de un árbol en el jardín, y cuando el sol se hundía hacia el horizonte en el oeste, noté que había mucha actividad de manchas solares”, recordó el cantante en su libro “Lyrics by Sting”. Se volvió hacia su entonces novia y futura esposa Trudie Styler. “‘Hoy hay una pequeña mancha negra en el sol’. Esperó expectante, no complaciendo realmente mi estado de ánimo sino tolerante. ‘Esa es mi alma allá arriba’, añadí gratuitamente. Trudie discretamente levantó los ojos al cielo. ‘Ahí va de nuevo, el rey del dolor’”.

  1. “Wrapped Around Your Finger”

Se han hecho muchas veces canciones sobre una pareja opresora, pero dejemos que The Police le dé a la historia un ritmo de reggae y referencias a la mitología griega y Fausto. En “Lyrics by Sting”, el cantante explica: “[‘Wrapped Around Your Finger’] es vagamente alquímica y probablemente sobre un amigo mío, un psíquico profesional y mi tutor en tarot, con fragmentos de Doctor Faustus y ‘El aprendiz de brujo’ en la olla por si acaso”, admitió Sting. Lanzado como el cuarto single de Synchronicity en los Estados Unidos, “Wrapped Around Your Finger” fue otro éxito Top 10 para The Police, alcanzando el puesto número 8 en el Billboard Hot 100.

  1. “Tea in the Sahara”

El nombre y la inspiración para “Tea in the Sahara” provienen del libro “El Cielo Protector” (“The Sheltering Sky”). Sting era fanático de la novela de Paul Bowles y basó esta canción en una de sus historias. “Es una de las novelas poéticas más bellas y sostenidas que he leído”, explicó. “Se trata de estadounidenses que se consideran viajeros y no turistas, y yo me clasifico en esa categoría. Soy un turista empedernido, pero estoy constantemente en movimiento. Había una historia dentro de esa historia, era una especie de leyenda árabe que se contaba en la historia de tres hermanas que invitan a un príncipe a una fiesta en el desierto para tomar el té, té en el Sahara, toman té, y es maravilloso, y él promete volver y nunca lo hace. Solo esperan, esperan y esperan hasta que es demasiado tarde. Me encantó esta historia y escribí una canción llamada ‘Tea in the Sahara’. No sé si Paul Bowles la escuchó alguna vez, probablemente no, pero sigue siendo una de mis canciones favoritas”.

  1. “Murder by Numbers” (bonus track)

La versión original en vinilo de “Synchronicity” incluía 10 canciones, pero quienes compraron el álbum en CD o cassette recibieron una undécima pista adicional llamada “Murder by Numbers” (que también se lanzó como cara B). La canción se armó rápidamente mientras el trío estaba en medio de la grabación. “Estamos sentados en la mesa para cenar y Andy golpea su guitarra con sus acordes de sophisto jazz, y a Sting le encanta esa mierda”, recordó Copeland a Sound Vapors. “Él saca su libro y tiene una letra para eso”. La banda pronto se trasladó al estudio, donde Copeland armó el ritmo de la pista. “Así que ya estaba tocando cuando enchufaron sus amplificadores y Hugh (Padgham) encendió el grabador de cinta. Como ya estaba empezada, arrancamos de nuevo y simplemente tocamos la melodía una vez y ese es el disco. ¡Eso fue todo! La primera vez que se intentó, esa fue la grabación”.

Total Page Visits: 128 - Today Page Visits: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *